Tatuajes temporales personalizados

María Celia Ferreira
María Celia Ferreira

Los tatuajes para muchas personas son una muestra de arte corporal que puede expresar miles de significados distintos a la hora de que una persona plasma algún diseño sobre su piel. Pueden ser de muchos tamaños, estilos y colores que se pueden escoger, así como las partes del cuerpo sobre las que estarán. Sin embargo, hay personas que por miedo a los efectos negativos de llevar un tatuaje, como por ejemplo el cáncer en la piel, reacciones alérgicas a la tinta o a las agujas, prefieren no arriesgarse. 

Es por ello que en la actualidad han surgido alternativas muy atractivas para estas personas como los tatuajes temporales personalizados, sobre los que te hablaremos mucho más en este artículo.

Galería de imágenes

Pros de los tatuajes temporales personalizados

Es toda una realidad que escoger un tatuaje temporal requiere de una menor responsabilidad en comparación a como sucede con los tatuajes tradicionales que requieren de tinta y agujas. La mayoría de ellos se remueven a las 2 semanas de haberse realizado, sin necesidad de químicos o cualquier otro producto necesario para que se retire de la piel. Este tiempo puede variar dependiendo del tipo de tatuaje que se quiera plasmar sobre la piel.

Algunos de estos tatuajes pueden presentar propiedades naturales o pigmentos que mejoran los colores con la aplicación de agua. Estas tintas especiales dejan claro el por qué la alta demanda que llegan a presentar en el mercado, además de asegurar que protegen la piel y sus resultados son un poco más duraderos.

Para aquellos que le tienen miedo a las agujas es completamente ideal optar por los tatuajes temporales, ya que al no presentar ningún dolor sobre la piel da la mejor impresión y confianza. Los tatuajes temporales personalizados ofrecen la seguridad perfecta para repetir la experiencia en un futuro donde se quieran probar nuevos estilos y tatuajes, con diferentes formas y tamaños. 

Tipos de tatuajes temporales personalizados

Hay muchas formas de conseguir que un tatuaje no permanezca en la piel durante mucho tiempo, ya sea simplemente con algunos arreglos de marcadores, con papeles especiales o con técnicas más profesionales. Cada uno de ellos requiere de mucho cuidado y siempre se recomienda tener las precauciones pertinentes en su uso. 

Se recomienda, en primer lugar, documentarse previamente o consultar a un profesional sobre los posibles efectos y posibles reacciones que puedan tener algunos de estos productos sobre la piel. Algunos de los tatuajes temporales personalizados más populares son los siguientes:

Semipermanentes

Los tatuajes semipermanentes se definen básicamente como tatuajes con agujas, con un tipo de tinta especial que desaparece con el tiempo cuando la persona muda poco a poco la piel en el transcurso del tiempo. Este tipo de tatuajes puede tener un dolor menor o similar al de un tatuaje normal, ya que el método de inyección se aplica a la dermis, la capa más superficial de la piel. 

Este tipo de tatuajes temporales tienen una duración aproximada en la piel de entre 6 meses a 1 año, aunque muchas veces no mantienen su forma original y el color se pierde con facilidad. Es recomendable que los tatuajes semipermanentes se realicen en partes del cuerpo donde no exista mucha movilidad, como por ejemplo la espalda o el torso, aunque esto aumenta un poco la experiencia de dolor que genera el tatuaje.

Adhesivos

Es el más común de todos los tatuajes temporales, a tal punto que las empresas de caramelos y dulces han ofrecido promociones para niños con ellos en algunos de sus productos. Estos tatuajes se elaboran a partir de un tipo de papel especial llamado silhouette que permite adherirse a la piel seca y, al mojarse, el diseño permanece allí durante una o dos semanas. Lo más destacado de estos tatuajes es su fácil aplicación y los diferentes diseños y dimensiones que presentan. 

Henna

Reconocido mundialmente como arte de mehndi, tiene su origen en India y Oriente Medio. Este tipo de tatuaje se realiza con una pasta hecha de ramas y hojas machacadas de la flor de henna, que refiere a un arbusto pequeño con flores. Este tipo de pasta se puede realizar en casa, pero siempre es mejor que se adquiera en un formato comercial en tiendas especializadas

Estos diseños se realizan mayormente en las manos y pies. La mayoría de las veces son mujeres las que buscan este tipo de arte, ya que representa ocasiones especiales como compromisos, nacimientos o festividades religiosas. 

Uno de los diseños más populares son las formas de animales como las libélulas, las aves y los peces. Ciertos diseños con esencia natural también se pueden observar como ocurre en el caso de diferentes tipos de flores, sobre todo las flores de loto, además de diseños astronómicos populares como los del Sol y la Luna.

Solares

Este tatuaje es muy popular pero poco recomendado, ya que al ser tratado directamente con el bronceado en la piel de la persona, eleva el riesgo de contraer algún tipo de cáncer o quemaduras debido a la exposición constante a rayos ultravioleta.

La técnica consiste en colocar la forma del tatuaje en el papel adhesivo del diseño deseado y exponer el lienzo al sol para que la piel que no esté “protegida” por el papel, quede bronceada y la que sí, quede con el color natural de la persona; dando un efecto donde la piel tiene pareciera presentar alguna especie de vitíligo con formas definidas.

Precauciones a tomar en consideración con estos tatuajes

Siempre se ha recomendado a todas las personas que quieran hacerse un tatuaje, sea temporal o permanente, que tengan precauciones y cuidado de su piel en el antes, durante y después de plasmarlos sin importar el tipo de técnica que se utilice. La salud siempre debe ser lo primero.

Consultar a un experto es lo primordial antes de someterse a cualquier riesgo, además de contar con la plena seguridad y confianza de que el tatuador está haciendo su trabajo con sumo cuidado y que goce de una experiencia irrefutable son aspectos claves a considerar siempre.

Otra cosa que no debes olvidar es no quedarte con dudas, aclara todas y cada una de ellas, como por ejemplo el tiempo que dura sobre la piel, que técnica se aplicará, las dimensiones, entre otros. Todas estas son preguntas que el profesional deberá responder con total seguridad para que optes por plasmar cualquier diseño sobre tu piel con total confianza.