Tatuajes de Henna

Miguel Martín
Miguel Martín

Existen los tatuajes temporales y que no requieren agujas, se llaman “tatuajes de henna”, y son diseños realizados a base de la tinta que se recoge de la planta de Henna. Si quieres conocer un poco más sobre esta técnica, continúa leyendo.

Plantillas para tatuajes temporales de Henna

A este tipo de arte se le denomina Mehndi, que es la forma en cómo se plasman los diseños en tu piel a través de la tinta de Henna. Este término se origina en la India, donde eran utilizados este tipo de decoraciones temporales para diversos eventos y celebraciones. Normalmente, las plantillas utilizadas tienen un estilo único y propio, ya que les caracteriza la utilización de múltiples líneas que unidas crean hermosas formas. Fíjate en los maravillosos diseños que pueden nacer a partir de esta técnica:

Cómo quitar tatuajes de Henna

Para retirar de tu piel un tattoo de Henna, sólo debes seguir estas indicaciones:

  • Coloca el área tatuada en remojo con agua tibia o caliente para que tus poros puedan abrirse y sea más fácil eliminar la tinta.
  • Ahora debes frotar el lugar con un paño humedecido para desprender los restos de tinta. Para ello debes tener mucho cuidado, ya que una fricción muy fuerte sobre tu piel puede causarte irritación.
  • Utiliza cremas limpia-maquillaje si no has conseguido eliminar del todo tu tatuaje, y luego aplica una loción hidratante para que tu piel se mantenga húmeda.

Cómo preparar un tatuaje de Henna

Tal como lo expusimos anteriormente, este tipo de tatuajes proceden de la tinta que desprenden las hojas de esta planta al ser trituradas, el procedimiento es el siguiente:

  • Debes mezclar 3 o 4 cucharadas de Henna junto a 8 gotas de esencia de Eucalipto, y luego añadir agua hasta crear una consistencia homogénea.
  • Vierte la mezcla en el cono que venden específicamente para este tipo de tattoos y ciérralo con cinta adhesiva.
  • Frota el área a tatuar con un algodón humedecido en esencia de Eucalipto y luego deja que ésta se seque.
  • Comienza a realizar el diseño partiendo desde un punto central hasta cubrir completamente el sitio. Puedes utilizar alguna plantilla para ayudarte si así lo deseas, no olvides que, de ejecutarlo de ese modo, debes esperar a que la mezcla se seque y retirar ese molde después de 3 minutos.
  • Pasados 30 minutos, aplica un algodón con dos cucharadas de limón y dos de azúcar.
  • Ahora debes dejar que ambos elementos se fusionen en tu piel y tratar de dejar que actúen el mayor tiempo posible, por lo menos, toda la noche.
  • Al día siguiente puedes retirar esa pasta y enjuagar tu tattoo. Ya podrá verse espectacular ese diseño que has elegido. ¡Felicidades!

Cómo proteger un tatuaje de Henna

Si te has realizado un tatuaje de Henna y quieres que te duré un largo periodo de tiempo puedes seguir estas recomendaciones:

  • Una vez listo el diseño, será importante cubrirlo con papel tisú, también conocido como papel absorbente, para tratar de que la tinta no se corra y que se mantenga alejada del contacto con otras superficies.
  • Envuelve además con plástico por todos los lados, así obtendrás que la tinta penetre por tus poros y sea más difícil que se caiga.
  • Una vez transcurridas 24 o 48 horas podrás destapar para poder observar cómo ha quedado tu diseño.
  • Trata de no mojar demasiado la zona y de no frotarla cuando te duches.

Recuerda que, dependiendo del tipo de pigmentación de tu piel, tu tattoo variará entre colores café, marrón, rojo, naranja y tostado, y que debes tener en cuenta que la zona que elijas tendrá mayor o menor duración.

Significado de un tatuaje de Henna

Los tatuajes de Henna nacen de las tradiciones y creencias ancestrales, de hecho, las leyendas cuentan que comenzó a emplearse en el antiguo Egipto hace 5 mil años, donde pintaban las manos y pies de los fallecidos, a fin de que estos pudiesen llegar al lugar correcto y tener el descanso eterno. Algunos años después la práctica se fue extendiendo, llegando a la India, donde el tatuaje de Henna fue popularizado gracias a la emperatriz Mumtaz Mahal en el siglo XVII.

Con el paso del tiempo, los tattoos con Henna comenzaron a ser admirados, siendo utilizados por la cultura hindú para marcar los diseños sobre las novias durante la ceremonia, ya que, para ellos, estos eran símbolo de compromiso con su futuro esposo y de prosperidad en el matrimonio, mientras más tiempo duraba la tinta impregnada en la piel, más tiempo podría durar ese compromiso.

Asimismo, en Marruecos, más que una cuestión estética, es un propósito simbólico, porque usualmente a estos tattoos se les atribuye la creencia de que pueden proteger del mal de ojo y de la brujería, y que son efectivos para lograr la fertilidad.

¿Qué te parece? ¿Te realizarías un tatuaje de Henna?