Tatuajes de amapolas

El equipo de Tatuajes.wiki
El equipo de Tatuajes.wiki

En el amplio mundo del tatuaje de flores, las amapolas se destacan por su hermosa forma y sus atractivos colores rojo, naranja, violeta, blanco o amarrillo. Estas son hierbas que se caracterizan por darse cada un año, cada dos años o ser vivaces. Sus hojas suelen presentarse de forma levemente separada. Mientras que las inferiores tienden ser más bien pecioladas, las superiores se lucen sésiles.

Como ya sabrás, por haberla observado en fotografías o en su estado natural, estas flores presentan una morfología pedunculada, con capullo suspendido. En la naturaleza, podrás encontrar muchas especies de esta planta, lo que también se traslada a los tatuajes. De esta manera, existen diversos diseños y cada uno intensifica aún más sus profundos significados.

Puedo asegurarte que todos te dejaran con la boca abierta, por sus delicados trazos y su realismo. Si quieres saber más acerca de su simbolismo y deleitarte con algunas imágenes de los mejores tatuajes de amapolas, te sugiero que prosigas con la lectura de este artículo que hoy te traigo.

Galería de ideas

Significado de tatuajes de amapolas

¿Sabías que la amapola es famosa como la flor de la paz? Esto se debe a que en la primera guerra mundial solían crecer en zonas que representaban tierra neutral. Entonces, donde había amapolas, la guerra no transcurría. En cambio, eran los únicos lugares en los que se podía encontrar paz y alejarse de esos momentos turbulentos de guerra y muerte. Muy relacionado a ello, muchos escogen el tatuaje de amapolas para rendir homenaje a aquellos soldados fallecidos en batalla.

Si se  habla de religiones, para el cristianismo la amapola representa una flor con mucho significado. Le otorga a la muerte un sentido distinto del que se le da comúnmente. En cambio de ver a la muerte ligada a la tristeza y soledad, la muestra como un momento de tranquilidad, armonía y sueño calmo. Al mismo tiempo, en este punto, es importante considerar su capacidad de renovación. Es decir, que no se marchita, sino que revive en cada ciclo. De este modo, se la relaciona con la resurrección del alma, mientras que las amapolas de color rojo hacen alusión a la sangre de Cristo.

Ahora bien, si se observa la cultura oriental, para los chinos la amapola viene a representar el momento de relajación, la perfección y la belleza, como así también, los logros y el camino al éxito. Pero, en su estado dormido, se le brinda significados menos positivos. Por ejemplo, estas especies, se las vincula con caracteres de inferioridad, vagancia, inactividad, dependencia y subordinación. Esto deja demostrado que es muy importante elegir la especie que más representa lo que eres o lo que desees plasmar en tu piel.

Remontando al antiguo Egipto, se puede ver que esta flor también era considerada muy especial. Su figura indicaba hermosura, vitalidad y juventud. Es por esto, que armaban preciosos y grandes ramos de amapola y los colocaban encima de la tumba de los faraones. Esto era imprescindible, porque consideraban que estas flores iban a ayudarlos en el otro mundo.

Por su parte, los griegos eran muy amantes de las amapolas y las utilizaban como relevantes elementos dentro de su mitología. Tal es el caso de Morfeo, el Dios del Sueño,  quien se lo condecoraba con una corona de amapola sobre su cabeza. De aquí el nombre de la conocida drga del sueño, la morfina. Además, para esta cultura la amapola denotaba a la figura de Deméter, la madre de todo aquello que brota y nace, pero también es la madre de todo lo que desaparece y muere.